sábado, 31 de diciembre de 2011

Cuentos de Navidad

Los duendes mágicos

Érase una vez un niño que se llamaba Juan José que vio un árbol de Navidad en el colegio.Un día Juan José fue con Aarón, Juan Manuel, Jose, Luis Gonzalo, Cristóbal y Pablo a la casa de Cristóbal. En el camino vieron un árbol de Navidad en el que había cinco duendes. El primer duende era rojo, el otro azul, el otro negro y el otro verde. Cuando llegamos al día siguiente nos encontramos el árbol de Navidad iluminado y nos preguntamos ¿serán los duendes los que han hecho esto? ¿Lo habrán hecho con magia? Por la noche nos escondimos debajo del árbol. Cuando llegaron los duendes salimos y los vimos y nos dijeron: no le contéis a nadie y Aarón preguntó ¿vosotros sois los duendes de Papá Noel? Y respondieron sí, somos los duendes de Papá Noel.
Al día siguiente con nuestro secreto subimos al escenario a contar nuestro cuento. Después del cuento fuimos a nuestra casa a disfrutar de nuestras vacaciones. Al día siguiente era Nochebuena. Por la noche nos fuimos a La Unión a cenar. Después de cenar nos fuimos a la casa. Cuando abrí la puerta vimos que había estado Papá Noel. Cuando abrimos los regalos tenía mi hermano un dragón, mi hermana una manta rosa, a mi madre unos pendientes, a mi padre una bolsa de golf y a mí un balón de fútbol.

Autor/a: Juan José Sánchez Sánchez



¡La Navidad!


Érase una niña que vivía con sus padres. Un día la niña venía del colegio muy contenta porque había sacado buena nota en sus notas finales. Se las dijo a sus padres. Su madre se puso tan contenta que le dijo que iban a poner los adornos navideños y la niña se puso aún más contenta con las notas y con su madre y regresaron a poner los adornos navideños. Mientras que lo ponían todo la madre de Lara se puso muy rara porque no encontraba el adorno navideño que le gustaba y le dio un patatún. El padre de Lara fue corriendo a ver lo que pasaba en el comedor. Cuando fue, se recuperó y todos comieron muy bien. Y pasaron la Navidad muy felices.


Autor/a: Paula Serrano Valencia



martes, 27 de diciembre de 2011

Cuentos de Navidad

La Navidad impresionante

Érase una vez Papá Noel que estaba preparando los regalos. Papá Noel sabía que en una cueva había un pico de hielo que era la vida de la Navidad. Si se destroza, la Navidad no existe.
Un niño todos los días de la Navidad dormía en el sofá. Un día venía Papá Noel y se escuchó un ruido. La señora de la limpieza de Papá Noel sin querer rompió el pico. Entonces cuando los niños fueron a ver Papá Noel se lo contó, que el pico se había roto. Los niños le pidieron ayuda a la estrella fugaz para reformar el pico y entre todos lo arreglaron y la Navidad siempre existe.


Autor/a: Irene Ruiz Madrid



La misión rara
Én un planeta muy lejano que se llamaba Puertitius había una patrulla: Coche, Mesa, Letra, Pablo y Camaleón. Habían acabado una misión, el comandante les dijo tenéis que ir a otra misión. Se llamaría la del espacio. Tiene que ir a la luz, el infierno y el cielo. Luego tenían que volver a casa y tenían que parar la batalla del cielo y el infierno. Primero se fueron a la luz, pero los raptaron las luciérnagas y los llevaron anta su líder: el Gran Luciérnigus. Él les dijo que se moriría si acertaban su adivinanza ¿Cuántos son 50+50 /2? Todos dikeron 50. Y Luciérnigus se desintegró. Se fueron al infierno, pero no había nadie, en el cielo no había nadie. Y vino el comandante y les dijo que era una broma, Luciérnigus no se había desintegrado se ha ido a la nieve, con el cielo y el infierno. Te contaré por qué hay nieve: el rey del infierno tenía calor y tiró un meteorito en un volcán y ¡salió nieve!.


Autor/a: Pablo Romero Fernández



lunes, 26 de diciembre de 2011

Cuentos de Navidad



 Los ángeles amigos

  Érase una vez dos ángeles, Canela, y el ángel malo, Jaime. Algún día más que otros se iban a un sitio donde nadie sabe, hablaban y se iban muy deprisa. Un día Dios los encontró y se fueron a la Tierra, a la casa de su amiga Sofía, pero le llaman Sofi. Fueron a su casa, se acomodaron y durmieron. Al día siguiente Sara le convirtió en humanos porque Sara es maga. A Canela la contrataron para veterinaria y le encantó. Un día salió el demonio y Jaime y él hablaron y dijeron: el plan funciona, mañana la dejas. Y contestó: vale. Al día siguiente, fueron al parque y dijo el ángel malo: te dejo y el ángel bueno se fue corriendo y le dijo: déjame. Fue a la casa de Sofi y dijo: adiós. Y se la llevaron al Cielo y fue también Jaime el ángel malo y Dios la iba a desintegrar porque estaba furioso con ella por haberse marchado, pero le dio a Jaime y Canela lloró y lloró hasta que no tenía lágrimas y la desintegró. Quedaron dos corazones, el de Canela y el de Jaime, juntos para siempre.


Autor/a: Alicia Rivera Romero



 Ya  es Navidad


Érase una vez unos niños llamados Marco y Carlos que vivían en Madrid. Estaban tristes porque llegaba la Navidad y no tenían nada. Entonces se encontraron con veinte billetes de 500 euros. Fueron corriendo a su casa a darles el dinero a sus padres. Sus padres se asustaron al ver tanto dinero y les dijeron ¿cómo habéis sacado tanto dinero? Pues lo hemos encontrado en el suelo de la calle. Los padres se pusieron muy contentos porque tenían dinero y podrían comprar cosas. Al final legó la Navidad y la celebraron con una buena comida, ropa limpia y nueva.


Autor/a: Gonzalo Romero Cabezas